Todo Sobre Dios Gente caminando por un camino - Todo Sobre Dios La bandera

Ministerio de Hombres


Ministerio de Hombres - Una Definición y Comisión
Uno puede preguntarse cómo los ministerios de hombres se diferencian de los de las mujeres, o si vamos al caso, de cualquier clase de ministerio. Después de todo, parecería que los ministerios, si son hechos para el servicio del Señor, son todos iguales, sin importar el sexo, edad, o raza del individuo que sirve.

El Ministerio de Hombres es la búsqueda activa de hombres para conectarlos con Dios, Su Palabra, y otros hombres, con el propósito de ganar, desarrollar, y entrenar en Cristo al hombre de Dios.

De seguro sabemos una cosa -- Dios utilizará el corazón y la vida de cualquiera que escoja ponerse a Su disposición. La Biblia dice: "Id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo." Esta es la gran comisión dicha por Jesucristo mismo. En otras palabras, Jesucristo está comisionando a Sus seguidores a que vayan por todo el mundo y reproduzcan creyentes. Este es un gran llamado.

Esto hace que surja una pregunta. ¿Cómo reproducimos creyentes? ¿Puede un ministerio de hombres capacitar a un hombre para entender mejor su llamado en la vida y cómo alcanzarlo? ¿Puede un ministerio de hombres desafiar a un hombre a crecer más en intelecto, emociones, y espíritu? ¿Puede un ministerio de hombres enseñar a los hombres a cómo permanecer sexualmente puros? ¡La respuesta a esta pregunta es un contundente sí!


Ministerio de Hombres - Comience el Proceso
El primer paso para formar un ministerio vital de hombres en su iglesia local o pequeño grupo comunitario es decidir lo que usted quiere ver que pase en la vida de un hombre. Una vez que lo determine, necesitará crear líderes que compartirán la visión y le ayuden a guiar a un potencial ejército de hombres hacia una profunda relación con el Señor.


Ministerio de Hombres - Lo No Negociable
A fin de tener un ministerio cristiano de hombres fuerte y balanceado, tendrá que construir un marco de referencia de lo que no es negociable. He aquí ocho puntos de referencia bíblicamente balanceados para un ministerio de hombres saludable.

  • NUTRICION - Un hombre de Dios se auto-alimenta. Estudiar y aplicar consistentemente la Palabra de Dios independientemente de la iglesia o del pequeño grupo es esencial. Para hacer esto, se le debe enseñar a un hombre cómo estudiar la Biblia. Sugerimos crear un esquema de trabajo que incluya una reunión semanal con el pastor o líder del pequeño grupo, para enseñarle técnicas de interpretación de la Biblia (1ra de Pedro 2:1-3; Salmos 1:1-3).
  • ENTRENAMIENTO - El hombre de Dios recibe instrucción bíblica regular/semanal (1ra de Tesalonicenses 2:13). Esto se puede lograr a través de un pequeño grupo de estudio bíblico semanal, o en un estudio en un grupo grande con discusiones en pequeños grupos.
  • PRACTICA - El hombre de Dios aprende a cómo aplicar la Palabra de Dios en todas las áreas de la vida. Es esencial dejar lugar para el monitoreo de responsabilidades dentro del ministerio de hombres para la consistencia y obediencia de la Palabra de Dios (Santiago 1:22-25; Ezequiel 33:30-32).
  • UNIDAD - El hombre de Dios le da prioridad al conectarse con otros hombres al menos dos veces al mes, con el propósito de comunidad, monitoreo de responsabilidades, confesión, y oración (Gálatas 6:1-3: Santiago 5:16; Hebreos 10:23-24).
  • SOBREVIVIR - El hombre de Dios aprende a manejar las grandes tentaciones de la vida y/o crisis de acuerdo a su necesidad y etapa de vida. El apoyo y estímulo del líder del ministerio y pequeño grupo es esencial (Eclesiastés 4:9-12).
  • AYUDA A OTROS - El hombre de Dios se involucra en alguna forma de ministerio de hombres basándose en sus dones y talentos. Dios nos ha llamado a cada uno de nosotros para que derramemos sobre otros lo que Él ha derramado sobre nosotros (1ra de Pedro 4:10-11, Efesios 4:11-13)
  • IMPACTAR - El hombre de Dios invierte tiempo y recursos en las vidas de otros hombres. Sugerimos una conexión individual mediante actividades compartidas, tutelaje espiritual, y ejemplo (2da de Timoteo 2:22; Proverbios 27:17; Marcos 3:13-14).
  • COMPARTIR - El hombre de Dios aprende a compartir activamente su fe a fin de conducir a otros hacia una relación personal con Jesucristo (Hechos 1:8; 1ra de Pedro 3:15; Mateo 28:18-20).


Ministerio de Hombres - Un Desafío

  • Póngase en contacto en la iglesia local con un ministerio de hombres. Comience con un estudio bíblico interactivo para hombres donde los hombres puedan crecer y animarse entre sí.
  • Busque ayuda. Existen muchos recursos para ayudarle a tener éxito en un ministerio de hombres. Un gran recurso es Every Man Ministries. Son muy accesibles y ofrecen consejo práctico y efectivo, conferencias, recursos, y entrenamiento.

¡Aprenda Más Ahora!



¿Tú qué piensas?
Todos hemos pecado y merecemos el juicio de Dios. Dios, el Padre, envió a Su único Hijo para cumplir ese juicio por aquellos que creen en él. Jesús, el creador y eterno Hijo de Dios, quien vivió una vida sin pecado, nos ama tanto que murió por nuestros pecados, tomando el castigo que merecíamos, fue sepultado, y levantó de la muerte como lo dice la Biblia. Si de verdad crees y confías de corazón en esto, recibe a Jesús como tu Salvador, declarando: "Jesús es Señor," serás salvado del juicio y podrás pasar la eternidad con Dios en el cielo.

¿Cuál es su respuesta?

Sí, hoy he decidido seguir a Jesús

Ya soy seguidor de Jesus

Todavia tengo preguntas





¿Cómo puedo conocer a Dios?




Si murieras hoy, ¿iría usted al cielo?


Derechos de Autor © 2002-2020 AllAboutGod.com, Todos los Derechos Reservados