Todo Sobre Dios Gente caminando por un camino - Todo Sobre Dios La bandera

Asiento Bema


Asiento Bema - ¿Qué Es y Cuándo Es?
El concepto del asiento Bema viene de las olimpíadas antiguas, donde un juez se sentaba en un asiento Bema en la línea final. El propósito del juez era determinar la posición en que llegaban los corredores; si en primer lugar, segundo, y así sucesivamente, para otorgar los premios correspondientes. Esta es la imaginería detrás de lo que se conoce como el Asiento Bema.

También conocido como el Tribunal de Jesucristo, el Asiento Bema es descrito en 1ra de Corintios 3:12-15: "Y si sobre este fundamento alguno edificare oro, plata, piedras preciosas, madera, heno, hojarasca, la obra de cada uno se hará manifiesta; porque el día la declarará, pues por fuego será revelada; y la obra de cada uno cuál sea, el fuego la probará. Si permaneciere la obra de alguno que sobreedificó, recibirá recompensa. Si la obra de alguno se quemare, él sufrirá pérdida, si bien él mismo será salvo, aunque así como por fuego." Su oro, plata, y piedras preciosas son obras hechas para la gloria de Dios, por el motivo correcto, y dependiendo del poder del Espíritu Santo.

Existe cierto debate en lo referente al tiempo exacto del Asiento Bema. Algunos entienden que ocurrirá para cada creyente en el momento de la muerte. Otros creen que el Asiento de Bema ocurrirá durante los últimos tiempos, con todos los creyentes juzgados en ese tiempo. No importa realmente cuándo ocurra el Asiento Bema. Es mucho más importante que estemos preparados para el Asiento Bema.


Asiento Bema - ¿Qué No Es?
El juicio del Asiento Bema no determina la salvación. En cambio, es cuando los creyentes deben responder por sus vidas ante Cristo. Es muy importante no confundir el Asiento Bema con el juicio del Gran Trono Blanco. Apocalipsis 20:11-15 describe este juicio: "Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él, de delante del cual huyeron la tierra, y el cielo, y ningún lugar se encontró para ellos. Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras. Y el mar entregó los muertos que había en él; y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos, y fueron juzgados cada uno según sus obras. Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda. Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego." El Gran Trono Blanco es donde son juzgados y condenados aquellos que no creen en Jesucristo.

En contraste, el Asiento Bema es para los creyentes cuya salvación ha sido ya asegurada por fe en Jesucristo (Juan 3:16; Romanos 10:9-10). No debemos enfocarnos en el Asiento Bema con Cristo juzgando nuestros pecados, sino en Dios recompensándonos de acuerdo a nuestras vidas. Sí, ciertamente tendremos que responder por nuestras vidas. Romanos 14: 10-12 explica: "Pero tú, ¿por qué juzgas a tu hermano? O tú también, ¿por qué menosprecias a tu hermano? Porque todos compareceremos ante el tribunal de Cristo. Porque escrito está: "'Vivo Yo', dice el Señor, 'que ante mí se doblará toda rodilla. Y toda lengua confesará a Dios.'" De manera que, cada uno de nosotros responderá por sí mismo ante Dios. Parte de este juicio es responder por los pecados que cometimos. Al mismo tiempo, no pienso que el juicio va a ser el foco del Asiento Bema.

En 2da de Corintios 5:10, Pablo le da a la iglesia de Corinto una ilustración del Asiento Bema: "Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo." Pablo nos está enseñando que todos los cristianos compareceremos ante el Asiento Bema de Cristo. Ante el Asiento Bema, Jesucristo sacará a la luz cada obra buena o mala que cada creyente haya hecho en la tierra desde que él o ella se convirtieron en cristianos. Cada cristiano será recompensado basado en sus palabras, obras, y fidelidad.


Read Asiento Bema Page 2 Now!



¿Tú qué piensas?
Todos hemos pecado y merecemos el juicio de Dios. Dios, el Padre, envió a Su único Hijo para cumplir ese juicio por aquellos que creen en él. Jesús, el creador y eterno Hijo de Dios, quien vivió una vida sin pecado, nos ama tanto que murió por nuestros pecados, tomando el castigo que merecíamos, fue sepultado, y levantó de la muerte como lo dice la Biblia. Si de verdad crees y confías de corazón en esto, recibe a Jesús como tu Salvador, declarando: "Jesús es Señor," serás salvado del juicio y podrás pasar la eternidad con Dios en el cielo.

¿Cuál es su respuesta?

Sí, hoy he decidido seguir a Jesús

Ya soy seguidor de Jesus

Todavia tengo preguntas





¿Cómo puedo conocer a Dios?




Si murieras hoy, ¿iría usted al cielo?


Derechos de Autor © 2002-2020 AllAboutGod.com, Todos los Derechos Reservados