Todo Sobre Dios Gente caminando por un camino - Todo Sobre Dios La bandera

Trinidad


La Trinidad - Estratégicamente Bíblica
La Trinidad es estratégicamente bíblica. El Elohim de Génesis 1:1, la forma plural del Dios Único, es utilizada más de 2500 veces en el Antiguo Testamento. No es sorprendente entonces que el nosotros de Génesis 1:26, 3:22, y 11:7 sugiera al menos una dualidad de personas -- la cual otros textos del Antiguo Testamento y posterior Nuevo Testamento clarifican como la Trinidad del Padre, Hijo, y Espíritu Santo. Es irracional suponer que el Antiguo Testamento, con su riguroso énfasis en el monoteísmo, podría contradecirse al enseñar el politeísmo. Es del todo consistente con Génesis 1:1, y textos subsiguientes, que la Trinidad fuera enfatizada repetidamente, aunque cautelosamente, en Moisés y los profetas. Génesis 16:7-14, Éxodo 3:2-7, Deuteronomio 18:18, Josué 5:13-15 y Jueces 6:12-25 brindan algunos ejemplos.


La Trinidad - Distintivamente Cristiana
Con muchas referencias al Espíritu Santo, Dios, y Jesús, como tres personas diferentes (Mateo 28:19, Romanos 1:1-4, 1ra de Pedro 1:1-2, Apocalipsis 1:4-5), los escritores del Nuevo Testamento comprendieron y publicaron felizmente lo que sus antiguos colegas anticiparon. Lo cual era de esperar si la Biblia es historia verdadera: primero predicción, luego implementación; primero la sombra, luego la substancia; primero el tipo, luego el anti tipo. Igualmente importante, la visión del Nuevo Testamento de la Trinidad armoniza con las expectativas del Antiguo Testamento: el Padre origina y el Hijo ejecuta a través del Espíritu Santo. El trabajo del Espíritu Santo refuerza particularmente el énfasis de los Antiguos Pactos. Génesis 1:1-2 anota que el Espíritu Santo creó la vida de un abismo oscuro, sin forma, vacío. En Romanos 8:11, Pablo anota que el Espíritu Santo re-crea vida de viejas naturalezas humanas. Si en una organizó los elementos físicos, y en la otra los seres espirituales, la creación fue y es Su obra. Y, como de Su melancolía sobre el caos se deriva toda la subsiguiente fertilidad, así ahora, de Su reprensión y residencia en el convertido viene toda la vida espiritual.


La Trinidad - Inherentemente Esencial
No podemos decir lógicamente que la Trinidad es indescifrable y, por lo tanto, inaceptable. Mucho de la vida cotidiana en el universo, incluyendo los patrones del tiempo, crecimiento de las cosechas, concepción y nacimiento, permanecen misteriosos, pero aceptables, inexplicables, pero creíbles. Tampoco deberíamos cometer el error de Michael Servetus, quien culpó a la doctrina de ser filosóficamente insostenible. Una doctrina no tiene que ser filosóficamente defendible para ser bíblica. El mecanismo del derramamiento de la sangre de Cristo para perdonar el pecado es sólo un ejemplo. Todas las teorías teológicas de expiación postuladas no pueden hacer el perdón más seguro que simplemente creer que es verdad, ¡porque Jesús lo dijo!

La palabra dios tiene significado para todo el que la dice o la conjura, aunque sólo sea un ruego animista de protección contra los malos espíritus. El Dios bíblico ciertamente tiene significado como Él lo define, con nuestro entendimiento del yo y el mundo atado a la definición de Dios. Él es una naturaleza o esencia expresada en tres personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Cada uno es co-igual y co-eterno con el otro. Ellos viven en amor total, sin reservas, perfecto, que es completamente íntegro, que no carece ni necesita de nada -- ni siquiera de un universo de criaturas, ni siquiera de la humanidad para camaradería. Más importante aún, Dios sí creó al universo, con la humanidad como su clímax hecha a Su imagen, porque el AMOR debe ser compartido, expresado, y dramatizado. Además, la humanidad deriva todas sus ideas de camaradería, unión, asociación, y relaciones, de la Trinidad, como su modelo perfecto.

¡Aprenda Más Acerca del Espíritu Santo!



¿Tú qué piensas?
Todos hemos pecado y merecemos el juicio de Dios. Dios, el Padre, envió a Su único Hijo para cumplir ese juicio por aquellos que creen en él. Jesús, el creador y eterno Hijo de Dios, quien vivió una vida sin pecado, nos ama tanto que murió por nuestros pecados, tomando el castigo que merecíamos, fue sepultado, y levantó de la muerte como lo dice la Biblia. Si de verdad crees y confías de corazón en esto, recibe a Jesús como tu Salvador, declarando: "Jesús es Señor," serás salvado del juicio y podrás pasar la eternidad con Dios en el cielo.

¿Cuál es su respuesta?

Sí, hoy he decidido seguir a Jesús

Ya soy seguidor de Jesus

Todavia tengo preguntas





¿Cómo puedo conocer a Dios?




Si murieras hoy, ¿iría usted al cielo?


Derechos de Autor © 2002-2020 AllAboutGod.com, Todos los Derechos Reservados