Todo Sobre Dios Gente caminando por un camino - Todo Sobre Dios La bandera

Pecado Imperdonable


Pecado Imperdonable - ¿Dónde se encuentra en la Biblia?
Los pasaje bíblicos que tratan del pecado imperdonable son enumerados abajo:

Mateo 12:31-32 dice: "Por tanto os digo: Todo pecado y blasfemia será perdonado a los hombres; más la blasfemia contra el Espíritu no les será perdonada. A cualquiera que dijera alguna palabra contra el Hijo del Hombre, le será perdonado; pero el que hable contra el Espíritu Santo, no le será perdonado, ni en este siglo ni en el venidero."

Lucas 12:10 dice: "A todo aquel que dijera alguna palabra contra el Hijo del Hombre, le será perdonado; pero al que blasfemare contra el Espíritu Santo, no le será perdonado."


Pecado Imperdonable - ¿Qué es?
El pecado imperdonable es llamado a veces "blasfemia del Espíritu Santo." Comencemos definiendo la palabra "blasfemia." Puede ser definido como "irreverencia desafiante" y podría ser maldecir a Dios o degradarlo. También puede significar relacionar maldad con Dios.

Mateo 12:31-32 está haciendo referencia a Jesús haciendo milagros en el poder del Espíritu Santo. A través de estos milagros queda muy claro que Jesús es el Mesías prometido. En este pasaje, los Fariseos afirmaron que Jesús recibía el poder de un demonio llamado Beelzebú (Mateo 12.24). Ellos estaban conectando el poder de Jesús y el poder del Espíritu Santo con el Infierno, no con el cielo. Jesús decía que esta era la blasfemia del Espíritu Santo - era imperdonable. Ellos lo habían rechazado.


Pecado Imperdonable - ¿Puedo cometerlo?
El pensamiento de un pecado imperdonable ha traído mucho sufrimiento a muchas personas en toda la historia. Tal vez la culpa y el miedo son innecesarios. Si usted tiene miedo de haber cometido el pecado imperdonable, ¡eso es prueba segura de que no lo ha hecho! Aquellos que cometieron el pecado imperdonable no tenían remordimientos. Ellos no tenían ningún interés en el perdón de Dios. Recuerde, Pedro negó a Jesús tres veces, y aún así Jesús lo perdonó.

Parece que la situación de este pecado imperdonable contra el Espíritu Santo existió sólo cuando Cristo estuvo ministrando en la tierra. El pecado imperdonable, como el que está en Mateo 12, no puede ser cometido hoy. No somos capaces de atribuirle a Satanás los milagros de Dios, como hechos por Jesucristo.

Sin embargo, cuando la gente rechaza a Jesucristo y Su regalo de vida eterna, en un sentido están cometiendo el pecado imperdonable de la incredulidad. Cualquiera que desee ser salvo por la gracia de Dios, no ha cometido el pecado imperdonable. Sin embargo, una persona que viva en rechazo e incredulidad hasta su muerte, no será perdonada. Esta persona pasará una eternidad en el infierno, apartada de Dios. 2da de Corintios 7:10 dice: "Porque la tristeza que es según Dios produce arrepentimiento para salvación, de que no hay que arrepentirse; pero la tristeza del mundo produce muerte." ¡Aquellos que desean sinceramente el perdón de Dios lo recibirán! Todo lo que tiene que hacer es creer que Jesús murió por sus pecados y resucitó tres días más tarde. Luego, confiese y arrepiéntase de sus pecados y pídale a Jesús que venga a su vida como su Señor y Salvador. Entonces usted será salvo por gracia a través de la fe.

¡Aprenda Más Ahora!



¿Tú qué piensas?
Todos hemos pecado y merecemos el juicio de Dios. Dios, el Padre, envió a Su único Hijo para cumplir ese juicio por aquellos que creen en él. Jesús, el creador y eterno Hijo de Dios, quien vivió una vida sin pecado, nos ama tanto que murió por nuestros pecados, tomando el castigo que merecíamos, fue sepultado, y levantó de la muerte como lo dice la Biblia. Si de verdad crees y confías de corazón en esto, recibe a Jesús como tu Salvador, declarando: "Jesús es Señor," serás salvado del juicio y podrás pasar la eternidad con Dios en el cielo.

¿Cuál es su respuesta?

Sí, hoy he decidido seguir a Jesús

Ya soy seguidor de Jesus

Todavia tengo preguntas





¿Cómo puedo conocer a Dios?




Si murieras hoy, ¿iría usted al cielo?


Derechos de Autor © 2002-2020 AllAboutGod.com, Todos los Derechos Reservados