Clicky

Pecado del Orgullo

Pecado del Orgullo

 - Realidad Torcida
Estás aquí: Dios >> Pecado del Orgullo 3
(Lea primero la parte uno de Pecado del Orgullo)

Pecado del Orgullo - Cómo Opera el Orgullo
Con mirar las vidas de esos dos hombres podemos aprender cómo el pecado del orgullo puede operar en nuestras propias vidas. Por una parte, Nabucodonosor no reconoció a Dios por lo que Él le había dado, en este caso el trono en el cual se sentaba. Se tomó todo el crédito por su éxito, y al hacerlo, agravó su pecado al robarle a Dios la gloria que le pertenecía. Por otra parte, Belsasar fue tan arrogante y tonto como para insultar y provocar deliberadamente al Dios del universo. El profanó los utensilios de oro y plata que habían sido dedicados a Dios, usándolos en una orgía de embriaguez, y lo hizo sabiendo completamente cómo el Señor había castigado a su abuelo no hacía muchos años.1

De estos dos ejemplos vemos como el orgullo puede torcer nuestra percepción de la realidad. De hecho, el orgullo debe oscurecer la verdad, simplemente porque la verdad es a menudo muy humillante, algo opuesto al pecado del orgullo. El orgullo de Nabucodonosor lo engañó hasta llegar a pensar algo que no era verdad: Creyó que él había construido el gran imperio babilonio por su propia sabiduría y por su esfuerzo, cuando de hecho, fue Dios quien "de una sangre ha hecho todo el linaje de los hombres, para que habiten sobre toda la faz de la tierra; y les ha prefijado el orden de los tiempos, y los límites de su habitación."2

El rey Senaquerib, el rey de Asiria, tuvo el mismo problema. Él se otorgó el crédito por sus victorias, diciendo en su corazón: "Con el poder de mi mano lo he hecho, y con mi sabiduría, porque he sido prudente; quité los territorios de los pueblos, y saqueé sus tesoros, y derribé como valientes a los que estaban sentados; Y halló mi mano como nido las riquezas de los pueblos; y como recogen los huevos abandonados, así me apoderé yo de toda la tierra; y no hubo quien moviese ala, ni abriese boca y graznase."3 Y aún así fue Dios quien le dio a Senaquerib su éxito, porque Dios escogió usarlo para ejecutar Su justa indignación sobre ciertas naciones sin Dios. Pero Senaquerib no le dio a Dios la gloria debida a Su nombre, sino que, como Belsasar, se exaltó a sí mismo contra Dios y lo insultó en Su cara. Y así como Belsasar, le costó la vida a Senaquerib. El Señor declaró: "Oh Asiria, vara y báculo de mi furor, en su mano he puesto mi ira. Le mandaré contra una nación pérfida, y sobre el pueblo de mi ira le enviaré, para que quite despojos, y arrebate presa, y lo ponga para ser hollado como lodo de las calles. Aunque él no lo pensará así, ni su corazón lo imaginará de esta manera, sino que su pensamiento será desarraigar y cortar naciones no pocas. ....castigaré el fruto de la soberbia del corazón del rey de Asiria, y la gloria de la altivez de sus ojos."4 Dios mostró Su asombroso poder, borrando a 185.000 tropas asirias en una noche. Senaquerib huyó por miedo a su ciudad capital, Nínive, donde fue muerto en el templo de su dios falso, Nisroch.

Belsasar también padecía de una percepción torcida de la realidad. Su orgullo le dio un engañoso sentido de seguridad. Él se sentía seguro en su trono, detrás de sus altas murallas; ¡lo suficientemente seguro para burlarse del Dios del universo! Pero fue un tonto al pensar que podría exaltarse a sí mismo contra su Hacedor.

Y así vemos que el orgullo nos puede enceguecer a la realidad de nuestra situación. También vemos que el orgullo puede llevarnos a más pecados en contra de Dios. El orgullo llevó a Nabucodonosor a robarle a Dios la gloria que se le debía, mientras que llevó a Belsasar a insultar a Dios en Su cara. Pero Dios no puede ser burlado por el hombre, ni tampoco le podemos robar. "¿Robará el hombre a Dios? ¡Pues vosotros me habéis robado! ...Malditos sois con maldición, porque vosotros, la nación toda, me habéis robado."5 y "no os engañéis; Dios no puede ser burlado; pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará."6

Pecado del Orgullo - Un Enemigo Peligroso
El pecado del orgullo es un enemigo tan peligroso simplemente porque le pone en contra de su Hacedor, ¡y Dios es un enemigo temible! "Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, (esto es, cualquiera que elija adoptar los 'deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida'*) se constituye enemigo de Dios. ¿O pensáis que la Escritura dice en vano: 'El Espíritu que Él ha hecho morar en nosotros nos anhela celosamente'? Pero Él da mayor gracia, Por esto dice: 'Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes.'"7

* "Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo" (1ra de Juan 2:16) un mundo que fue, como Lucero, creado totalmente perfecto, pero que desde entonces, como Satanás, se ha separado de su creador Dios y ha creado para sí sus propios caminos abominables.

¡Leer Pecado del Orgullo Page 4 Ahora!

Notas de pié de página:

  1. Daniel 5
  2. Hechos 17:26
  3. Isaías 10:13-14
  4. Isaías 10:5-7, 12
  5. Malaquías 3:8-9
  6. Gálatas 6:7
  7. Santiago 4:4-6; cf. Proverbios 3:34



¿Te gusta esta información? Puedes ayudarnos a compartirla con otros usando los botones que verás a continuación. ¿Qué es esto?





Síguenos:




English  
Social Media
Síguenos:

Compártenos:


Discipulado

Oración por la confesión de pecados
Confesión del Pecado
Definición del Pecado
Pecado Imperdonable
Armadura de Dios
Mundanería
Victoria en Cristo
Combatiendo la Tentación
¿Es la homosexualidad un pecado?
Contenido Adicional para Explorar...

Adoración
Comunión
Ministerio
Evangelismo
Reflections
 
 
¿Existe Dios Científicamente?
¿Existe Dios Filosóficamente?
¿Es verdadera la Biblia?
¿Quién es Dios?
¿Quién es Jesús?
¿En qué crees?
Crecer con Dios
Temas Populares
Desafíos de Vida
Restauración
 
Búsqueda
 
Add Pecado del Orgullo to My Google!
Add Pecado del Orgullo to My Yahoo!
XML Feed: Pecado del Orgullo


Dios Inicio | Acerca de Nosotros | Mapa del Sitio
Derechos de Autor © 2002 - 2019 AllAboutGod.com, Todos los Derechos Reservados.