Todo Sobre Dios Gente caminando por un camino - Todo Sobre Dios La bandera

Naturaleza de Dios


Naturaleza de Dios - Descubriendo Su Presencia
¿Cuál es la naturaleza de Dios? He aquí mi historia...

Es viernes en la mañana y salió el sol. Mientras que otros corren a sus respectivos sitios de trabajo, yo decido ir al parque cercano para relajarme un poco, ya que mi trabajo no comienza sino hasta las 10:00 P.M. (el turno de la noche en un centro de llamadas telefónicas).

Al sentarme, rodeado del césped verde, bajo la sombra de las hojas de los árboles, miro al amplio cielo azul, mi corazón sonríe y experimenta el gozo de sentir la presencia de un Dios asombroso. Sí, un Dios asombroso. Considero a Dios asombroso cuando medito en la manera en que creó a todas las cosas visibles e invisibles, y especialmente la manera en que nos hizo -- a los humanos. Dios nos creó a Su imagen y semejanza (Génesis 1:26) y nos hizo formidable y maravillosamente (Salmo 139:14).


Naturaleza de Dios - Alabando Su Nombre
¡En la naturaleza, percibo la naturaleza de Dios! Con el cantar de los pájaros soy instado a cantar canciones de alabanza y adoración para el Señor. Mientras adoro a Dios, Él toca mi corazón y se me revela de una manera muy especial - esto es, en la naturaleza, nuestro entorno. Aparte de este placentero parque, eso incluye los bosques y las playas, el sol que nace y se pone todos los días, la luna brillante y el titilar de las estrellas en la noche, la lluvia -- y mucho mas. Me doy cuenta ahora de porqué siento un tipo diferente de intensidad dentro de mí cada vez que miro estas cosas.

Adicionalmente, me traen a la memoria la bondad de Dios y Su fidelidad en mi vida. "Dios es bueno, todo el tiempo. Él pone una canción de alabanza en este corazón mío. ¡Dios es bueno, todo el tiempo!" ¿Ha escuchado esa canción alguna vez?


Naturaleza de Dios - Entendiendo Su Amor
Esta es la naturaleza misma de Dios. Él es tan bueno que cuida de nosotros y nos ama incondicionalmente. ¿Cómo? ¿Qué piensa usted? "Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a Su Hijo unigénito, para que todo aquel que en Él cree, no se pierda, más tenga vida eterna" (Juan 3:16). Este es uno de los versículos más conocidos de la Biblia, pero ¿entendemos realmente lo que implica en nuestras propias vidas? Imagine si usted mismo tuviera sólo un hijo, un hijo que usted cuidara y amara mucho. ¿Estaría dispuesto a sacrificar la vida de su hijo para salvar a alguien? ¿Podría arriesgar su vida por el bienestar de otros? Dios pudo; es por eso que tenemos a Jesucristo. El libro de Juan, capítulo 14, versículo 6, dice que Jesús es el camino, la verdad y la vida. Nadie viene al Padre si no es por Él.

Para poder tener vida eterna, todo lo que tenemos que hacer es recibir a Jesucristo como nuestro Señor y Salvador, arrepentirnos, y pedir perdón. Es nuestra decisión. ¡Es la naturaleza de Dios!

¡Alábelo Más Ahora!



¿Tú qué piensas?
Todos hemos pecado y merecemos el juicio de Dios. Dios, el Padre, envió a Su único Hijo para cumplir ese juicio por aquellos que creen en él. Jesús, el creador y eterno Hijo de Dios, quien vivió una vida sin pecado, nos ama tanto que murió por nuestros pecados, tomando el castigo que merecíamos, fue sepultado, y levantó de la muerte como lo dice la Biblia. Si de verdad crees y confías de corazón en esto, recibe a Jesús como tu Salvador, declarando: "Jesús es Señor," serás salvado del juicio y podrás pasar la eternidad con Dios en el cielo.

¿Cuál es su respuesta?

Sí, hoy he decidido seguir a Jesús

Ya soy seguidor de Jesus

Todavia tengo preguntas





¿Cómo puedo conocer a Dios?




Si murieras hoy, ¿iría usted al cielo?


Derechos de Autor © 2002-2020 AllAboutGod.com, Todos los Derechos Reservados