Todo Sobre Dios Gente caminando por un camino - Todo Sobre Dios La bandera

Modestia


Modestia - ¿Qué es?
La modestia es una característica humana que puede ser vista alternativamente como una virtud o una debilidad. Cómo sea vista depende, en última instancia, de su perspectiva. En la mayoría de los diccionarios existen varias definiciones de modestia; muy a menudo es presentada como humildad, timidez, o sencillez. En la sociedad de hoy cualquiera de estas definiciones de modestia pueden ser vistas como negativas, ya que a menudo nos enfocamos en el yo; la autoestima, el auto-respeto, y la expresión propia.

No obstante, un individuo modesto puede ser visto como una persona poseedora de características positivas. La humildad no necesita ser un déficit; alguien que reconozca sus propias fortalezas y debilidades, que haya llegado a sentirse cómodo consigo mismo, no sentirá ninguna competencia de otros. Estará contento de interactuar con otros, totalmente consciente de quién es, funcionando dentro de los límites de sus propias habilidades o limitaciones con confianza. Alguien que vive y se comporta con sencillez ejecuta calladamente las tareas y rutinas diarias sin tocar trompeta. No hay necesidad de llamar la atención. La modestia actúa con gentileza, pero con la misma perfección y cuidado de alguien que tal vez está anunciando sus logros constantemente.


Modestia - Modestia en el Atavío
A menudo, las jóvenes preguntan: "¿Es posible vestirse recatadamente?" Sí, lo es. Considere esta prueba de modestia, la cual está más detallada en el libro Every Young Woman’s Battle.

  • ¿Son algunas de sus blusas tan transparentes o escotadas que se puede ver su brasier, mostrando la hendidura del busto? ¿Sus blusas dejan al descubierto el abdomen o la espalda? ¿Algunas de sus camisetas tienen palabras sexualmente sugestivas (tales como "sexy" o "coqueta")?
  • ¿Tiene que meter el estómago para cerrarse algunos de sus pantalones? ¿Alguno de sus pantalones tiene un corte tan bajo que puede verse su ropa interior?
  • ¿Alguna de sus faldas se sube demasiado sobre la rodilla cuando se sienta? ¿Sube mucho un tachón por su pierna?
Curtis dice: "Quiero un muchacha a la que pueda respetar y que respete el hecho de que quiero proteger mis ojos de desear su cuerpo antes de casarnos."1

En estos días de moda hip-hop, cuando la ropa interior se ha convertido en ropa exterior para los dos sexos, estos recordatorios de modestia también aplican para los hombres como en ningún otro tiempo en la historia.

Cuando se esté vistiendo, evalúe lo que planea ponerse. Vista prendas que les faciliten a los hombres tratarla con dignidad y respeto.


Modestia - Modestia en la Vida
También podemos exhibir modestia en el vivir. La tranquilidad, la humildad, y la sencillez son valores que deben ser captados y buscados. Hasta la Biblia habla de esto. Colosenses 3:12 dice: “Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia.”

Una vida de modestia es vivida para Dios y entre nosotros. Para Dios, lo reconocemos a Él como la fuente de todos nuestros dones, habilidades, y fuerzas. Sabemos que no podemos hacer nada sin Él, que dependemos completamente de Él para todo lo que necesitamos. Como resultado, lo reconocemos a Él en todas las cosas que hacemos, confiando completamente en Su Sabiduría, que Él siempre hará lo que es mejor para nosotros. Entre nosotros, mostramos nuestra modestia al honrar a otros antes que a nosotros mismos.

No luchamos y competimos, sino que permitimos voluntariamente que otros ocupen el lugar de prominencia. Filipenses 2:3 dice: “Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo." Debemos estar seguros de que nuestras propias habilidades nos abrirán cualquier puerta necesaria y así, calladamente, nos entregaremos a la búsqueda de la excelencia. Los cristianos son representantes de Cristo donde quiera que vayan, en lo que hagan. Cuando nos destacamos, glorificamos a Dios quien nos dio nuestras habilidades. 1ra de Corintios 4:7 dice: “Porque ¿quién te distingue? ¿o qué tienes que no hayas recibido? Y si lo recibiste, ¿por qué te glorías como si no lo hubieras recibido?"


Modestia - Obteniéndola
La modestia puede obtenerse adoptando la perspectiva de Jesucristo. Filipenses 2:5-8 dice: "Haya, pues, en vosotros, este sentir que hubo también en Cristo Jesús, el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a Sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres. Y estando en la condición de hombre, se humilló a Sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz."

La mayoría de la gente no posee naturalmente una actitud de modestia caracterizada por la humildad y la sencillez. Instintivamente buscamos reconocimiento y atención. Queremos que otros nos honren por lo que somos y por lo que hemos hecho. Sin embargo, si seguimos a Cristo como Sus discípulos, nos despojaremos de todo egoísmo y nos someteremos a Dios. Llevar una vida de modestia es una determinación personal. Resueltamente determinamos contentarnos, esperando pacientemente a que Dios nos dé las recompensas prometidas, las cuales sí vienen, hasta en esta vida. Dios es fiel. Él ve todo lo que hacemos. Contrariamente a la creencia moderna de que nos permitimos convertirnos en alfombras y desechos, aquellos que honran a Dios y viven en humildad delante de Él cuentan con Su promesa. 1ra de Pedro 5:6 dice: “Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que Él os exalte cuando fuere tiempo."

¡Aprenda Más!

1 Every Young Woman’s Battle: Guarding Your Mind, Heart, and Body por Shannon Ethridge y Steven Arterburn. Publicado por Waterbrook Press, 2004.



¿Tú qué piensas?
Todos hemos pecado y merecemos el juicio de Dios. Dios, el Padre, envió a Su único Hijo para cumplir ese juicio por aquellos que creen en él. Jesús, el creador y eterno Hijo de Dios, quien vivió una vida sin pecado, nos ama tanto que murió por nuestros pecados, tomando el castigo que merecíamos, fue sepultado, y levantó de la muerte como lo dice la Biblia. Si de verdad crees y confías de corazón en esto, recibe a Jesús como tu Salvador, declarando: "Jesús es Señor," serás salvado del juicio y podrás pasar la eternidad con Dios en el cielo.

¿Cuál es su respuesta?

Sí, hoy he decidido seguir a Jesús

Ya soy seguidor de Jesus

Todavia tengo preguntas





¿Cómo puedo conocer a Dios?




Si murieras hoy, ¿iría usted al cielo?


Derechos de Autor © 2002-2020 AllAboutGod.com, Todos los Derechos Reservados