Todo Sobre Dios Gente caminando por un camino - Todo Sobre Dios La bandera

Evangelismo Global


Evangelismo Global - Sacuda el Miedo y la Culpa
El evangelismo debería ser una parte de la vida de cada cristiano. Sin embargo, muchos creyentes le tienen mucho miedo a esta palabra, porque se imaginan buscando prosélitos en una esquina, llamando de puerta en puerta, o noches sofocantes en alguna jungla. También, muchos cristianos se ponen nerviosos al hablar y no se sienten preparados para lidiar con las preguntas de la gente. Sí, algunos creyentes tienen el "don del evangelismo" y están llamados a llegarle al mundo de maneras dramáticas. Sin embargo, todos nosotros estamos llamados a ser testigos de Cristo y eso debería ser una extensión natural y ligera de nuestras vidas cotidianas.

    "Y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra." (Hechos 1:8)


Evangelismo Global - Crezca Donde Dios lo Plantó
Cuando se trata de evangelismo global, no necesariamente necesitamos buscar un campo misionero en algún lugar lejos de casa. ¡Probablemente ya está allí! ¿Dónde lo ha puesto Dios? ¿Dónde ya pasa la mayor parte de su tiempo? Piense en sus amigos. Piense en su familia. Piense en su lugar de trabajo.

¿Ahora qué? Como cristiano, ¿se supone que debo montarme sobre una caja de jabón y predicar a Cristo a todo el mundo que conozco y que me encuentre? Y si no lo hago, ¿soy menos cristiano? ¿Debo sentirme culpable? ¡De ninguna manera! Dese cuenta que el alcance global es un proceso, y como creyentes, todos somos parte de ese proceso -- usualmente, a nivel local. Más a menudo, el evangelismo no es un evento único, es una progresión gradual de cultivar la confianza y creando relaciones por todo el vecindario y por todo el mundo. Es evangelismo relacional.


Evangelismo Global - Un Evento Único versus un Proceso Orgánico
"El evangelismo centrado en un evento, define el éxito como hacer que una persona ore y reciba a Jesús como su Salvador personal. Pero cuando el evangelismo es visto como un proceso orgánico, esta 'decisión' es sólo el paso culminante de un largo proceso que Dios utiliza para atraer a una persona a Él. El proceso de Dios generalmente recluta a un número de personas con una variedad de dones. Cada uno juega un papel diferente pero vital en ayudar a alguien a tomar otro paso hacia Jesús. Aceptar el regalo de la salvación de Dios, obviamente la meta del evangelismo, depende de muchos pasos previos." (Peel & Larimore, Going Public With Your Faith, 2003)

    Yo planté, Apolos regó; pero el crecimiento lo ha dado Dios. Así que ni el que planta es algo, ni el que riega, sino Dios, que da el crecimiento. Y el que planta y el que riega son una misma cosa; aunque cada uno recibirá su recompensa conforme a su labor. Porque nosotros somos colaboradores de Dios, y vosotros sois labranza de Dios... (1ra a Corintios 3:5-9)

    Para que el que siembra goce juntamente con el que siega. Porque en esto es verdadero el dicho: 'Uno es el que siembra y otro es el que siega.' Yo os he enviado a segar lo que vosotros no labrasteis; otros labraron, y vosotros habéis entrado en sus labores. (Juan 4:35-38)


Evangelismo Global - Piense Como un Granjero y Plántese Usted Mismo en el Proceso
Entonces, ¿qué es el evangelismo global? Bíblicamente, es el proceso entero de cultivar, plantar, regar, y cosechar por todo el mundo. Nosotros cultivamos el duro suelo del corazón y lo preparamos para la verdad del Evangelio. Plantamos y regamos ese corazón con apoyo emocional y evidencia intelectual a favor del Evangelio. Finalmente, alguien obtiene la bendición de traer la cosecha de ese corazón, cuando alguien toma la decisión voluntaria de recibir el regalo de salvación a través de nuestro Señor Jesucristo. Como creyentes, no estamos llamados necesariamente a una vida de "predicar el Evangelio." Sin embargo, estamos llamados a hacer nuestra parte en el proceso orgánico del evangelismo global. ¡Estamos llamados a ser granjeros de Cristo en el campo de Su Gran Comisión!

¡Crezca Más Ahora!



¿Tú qué piensas?
Todos hemos pecado y merecemos el juicio de Dios. Dios, el Padre, envió a Su único Hijo para cumplir ese juicio por aquellos que creen en él. Jesús, el creador y eterno Hijo de Dios, quien vivió una vida sin pecado, nos ama tanto que murió por nuestros pecados, tomando el castigo que merecíamos, fue sepultado, y levantó de la muerte como lo dice la Biblia. Si de verdad crees y confías de corazón en esto, recibe a Jesús como tu Salvador, declarando: "Jesús es Señor," serás salvado del juicio y podrás pasar la eternidad con Dios en el cielo.

¿Cuál es su respuesta?

Sí, hoy he decidido seguir a Jesús

Ya soy seguidor de Jesus

Todavia tengo preguntas





¿Cómo puedo conocer a Dios?




Si murieras hoy, ¿iría usted al cielo?


Derechos de Autor © 2002-2021 AllAboutGod.com, Todos los Derechos Reservados