Todo Sobre Dios Gente caminando por un camino - Todo Sobre Dios La bandera

Escuchando a Dios


Escuchando a Dios - Preparando Su Corazón Para Escucharlo
Escuchar a Dios es como escuchar a cualquier persona - antes de poder escucharlo, debe estar preparado para escuchar. Así como en una conversación, usted no puede escuchar a la otra persona si usted está hablando, o si su mente está distraída. Es así también con Dios. Si usted desea escucharle hablar, debe estar tranquilo y debe enfocarse en lo que Él está diciendo. ¡La conversación regular con Dios puede transformar su vida! Considere seleccionar un lugar y tiempo para encontrarse con Dios todos los días.

La oración es la manera como usted comienza una conversación con Dios. Véalo como una manera de decir "hola."


Escuchando a Dios - ¿Cómo Puedo Escucharlo?
Escuchar a Dios requiere una decisión deliberada de dejar fuera el caos a su alrededor y enfocarse en sus pensamientos. ¿Es Dios alguien a quien usted puede escuchar? La Biblia dice que sí, y la Biblia es una de las principales herramientas a través de las cuales Él habla.

Vivimos en un mundo de ruido. Casi a todas partes que vamos encontramos sonidos compitiendo en nuestras mentes, impidiendo que nuestros pensamientos se profundicen. Escuchar la voz de Dios significa no escuchar el ruido del mundo a nuestro alrededor. No es fácil, pero puede hacerse.

El Rey David, autor de la mayor parte del libro de los Salmos, nos dio un modelo para encontrarnos con Dios: "Hazme oír por la mañana tu misericordia, porque en ti he confiado. Hazme saber el camino por donde ande, porque a ti he elevado mi alma" (Salmo 143:8).

Él buscó la dirección de Dios en la mañana, al comienzo del día. Como un general en el ejército de Dios, él quería escuchar de su Comandante Oficial antes de entrar en la batalla. Comenzar cada día de nuevo con Dios es un gran recordatorio que, como dice la Escritura, Sus misericordias son nuevas cada mañana (Lamentaciones 3:22,23). Usted debe encontrar el momento del día que funcione para usted, pero, de ser posible, la mañana es el mejor momento.

¿Quiere escuchar a Dios hablándole a usted? Escuchar a Dios requiere de la lectura regular de la Biblia, ya que la Biblia es la Palabra de Dios. Para escuchar la Biblia, presione aquí.


Escuchando a Dios - Capte la Idea
Escuchar a Dios requiere de un corazón decidido a entender Su mensaje. A menudo Dios nos habla con imágenes visuales. Considere el ejemplo del profeta Habacuc, en el capítulo 2 de Habacuc. ¡El profeta anhelaba escuchar de Dios! Estaba tan determinado que estaba dispuesto a velar y esperar el tiempo que fuera. "Sobre mi guarda estaré, y sobre la fortaleza afirmaré el pie, y velaré para ver lo que se me dirá..." (Habacuc 2:1).

Habacuc descubrió que Dios es fiel. "Y Jehová me respondió y dijo: 'Escribe la visión, y declárala en tablas, para que corra el que leyere en ella. Aunque la visión tardará aún por un tiempo, más se apresura hacia el fin, y no mentirá; aunque tardare, espéralo, porque sin duda vendrá, no tardará" (Habacuc 2:2).


Escuchando a Dios - ¿Ahora Qué?
Escuchar a Dios requiere una actitud correcta en nuestros corazones. A fin de escuchar a Dios y recibir Su instrucción, debemos querer hacer Su voluntad, tanto como lo hizo Habacuc. Dios honra el corazón que se ha entregado completamente a Él. Si nos aferramos testarudamente a nuestros propios deseos, es probable que obtengamos un mensaje confuso que no será en lo absoluto la voz de Dios. Como resultado, probablemente continuaremos buscando un camino que es contrario al que Dios ha designado para nuestras vidas.

El Salmo 40:8 dice: "El hacer Tu voluntad, Dios mío, me ha agradado, y Tu ley está en medio de mi corazón."

¿Desea la voluntad de Dios para su vida por encima de cualquier otro deseo? Si es así, usted puede estar seguro que Él dirigirá su camino. Escuche Su mensaje, y obedezca rápidamente. Escriba lo que Él le diga y esté preparado para compartirlo, para que otros puedan entender.

Cuando usted escucha a Dios y le obedece, descubre una vida plena y rica en propósito, seguro de estar siguiendo el plan del Señor.

¡Crezca Más Ahora!



¿Tú qué piensas?
Todos hemos pecado y merecemos el juicio de Dios. Dios, el Padre, envió a Su único Hijo para cumplir ese juicio por aquellos que creen en él. Jesús, el creador y eterno Hijo de Dios, quien vivió una vida sin pecado, nos ama tanto que murió por nuestros pecados, tomando el castigo que merecíamos, fue sepultado, y levantó de la muerte como lo dice la Biblia. Si de verdad crees y confías de corazón en esto, recibe a Jesús como tu Salvador, declarando: "Jesús es Señor," serás salvado del juicio y podrás pasar la eternidad con Dios en el cielo.

¿Cuál es su respuesta?

Sí, hoy he decidido seguir a Jesús

Ya soy seguidor de Jesus

Todavia tengo preguntas





¿Cómo puedo conocer a Dios?




Si murieras hoy, ¿iría usted al cielo?


Derechos de Autor © 2002-2021 AllAboutGod.com, Todos los Derechos Reservados