Todo Sobre Dios Gente caminando por un camino - Todo Sobre Dios La bandera

Es Necesario el Bautismo para la Salvación


Es Necesario el Bautismo para la Salvación - El Significado
La gente alrededor del mundo se hace esta pregunta: ¿Es necesario el bautismo para la salvación? La palabra "bautismo" es la transliteración de la palabra griega "baptisma" y esta palabra viene del verbo griego primario "bapto," el cual también es la raíz de la palabra bautizar. La palabra significa sumergir, teñir, o cambiar identificación. Cuando un pedazo de tela blanca fue "bapto" en una tina de tinta azul, ya no fue más tela blanca, porque su identificación fue cambiada a tela azul. Esa es la raíz del significado de la palabra.

El rito del bautismo fue un ritual en la cultura judía desde el principio. El lavado ceremonial de los sacerdotes y el sumergir los utensilios del templo en agua era parte de la ley. Por ejemplo, un sacerdote era "bautizado" en su oficio como sacerdote, y se hacía para dedicar e identificar al sacerdote en su posición. Este bautismo separaba al sacerdote para tomar parte en la adoración y sacrificios en el templo. El bautismo de los utensilios los separaba para un uso específico en la adoración. Cuando Juan el Bautista llegó a la escena, los judíos vinieron a él para ser bautizados por la confesión de sus pecados. Esto no era para la salvación, porque el Señor Jesucristo no había aún pagado el precio del pecado. El bautismo de Juan el Bautista era un bautismo de las costumbres del Antiguo Testamento y sólo indicaba la voluntad del participante de confesar su pecado. Por lo tanto, el bautismo de Juan el Bautista era por arrepentimiento (Hechos 19:4).


Es Necesario el Bautismo para la Salvación – La Evidencia Bíblica
Es interesante notar que Jesús no bautizó. "Cuando, pues, el Señor entendió que los fariseos habían oído decir: Jesús hace y bautiza más discípulos que Juan (aunque Jesús no bautizaba, sino sus discípulos)" (Juan 4:1-2). Si el bautismo de agua fuera necesario para la salvación ¿no habría Jesús bautizado? Jesús se presentó a los judíos como su Mesías con señales y milagros mesiánicos, pero no los bautizó.

El apóstol Pablo sólo bautizó a unos pocos. "¿Acaso está Cristo dividido? ¿Fue crucificado Pablo por vosotros? ¿O fuisteis bautizados en el nombre de Pablo? Doy gracias a Dios de que a ninguno de vosotros he bautizado, sino a Crispo y a Gayo, para que ninguno diga que fuisteis bautizados en mi nombre. (También bauticé a la familia de Estéfanas; de los demás, no sé si he bautizado a algún otro.) Pues no me envió Cristo a bautizar, sino a predicar el evangelio; no con sabiduría de palabras, para que no se haga vana la cruz de Cristo" (1ra de Corintios 1:13-17).

Aquellos que enseñan que el bautismo es necesario para la salvación pasan por alto esta afirmación de Pablo. Si el bautismo de agua fuera necesario para la salvación, ¿no lo habría hecho el apóstol Pablo el tema central de su ministerio? En cambio, el apóstol Pablo enseñó el "bautismo del Espíritu Santo," el cual ocurre cuando uno vuelve a nacer y es una identificación espiritual cuando el creyente es puesto EN Cristo. "Porque por un sólo Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo, sean judíos o griegos, sean esclavos o libres" (1ra de Corintios 12:13). El Espíritu Santo nos bautiza o nos identifica como a un hijo de Dios y luego nos sella y nos aparta para el "día de redención," o el día cuando se completará nuestra redención y lo veremos a Él "cara a cara." "Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención" (Efesios 4:30).


Es Necesario el Bautismo para la Salvación – Conclusión
¿Es necesario el bautismo para la salvación? Si la pregunta está relacionada con el bautismo de agua, la respuesta es no. No somos salvados por un ritual o por obras sino por "gracia a través de la fe." "Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe." (Efesios 2:8-9). Por lo tanto, el bautismo de agua no nos salva. Sin embargo, el bautismo del Espíritu es necesario para la salvación y eso no tiene nada que ver con el agua y no es algo que hacemos por nosotros mismos, es un regalo de Dios para nosotros en el momento en que nacemos de nuevo.

Si el bautismo de agua no es necesario para la salvación ¿por qué querría alguien ser bautizado? El Bautismo es una acción exterior basada en una realidad interior. El bautismo es un testimonio de que el participante ha confiado en Cristo como Salvador y se está identificando al someterse al bautismo. No podemos poner nuestra esperanza de salvación en algo que podemos hacer por nosotros mismos. En cambio, debemos reconocer nuestra necesidad de un Salvador y aceptar el trabajo terminado del Señor Jesucristo para nuestra redención. Ese trabajo terminado es que Jesús murió en la cruz por nuestros pecados y tres días más tarde resucitó de entre los muertos. Luego, si decidimos ser bautizados, es un testimonio a otros de la realidad de nuestra identificación personal con Cristo.

¡Aprenda Más Acerca del Bautismo!



¿Tú qué piensas?
Todos hemos pecado y merecemos el juicio de Dios. Dios, el Padre, envió a Su único Hijo para cumplir ese juicio por aquellos que creen en él. Jesús, el creador y eterno Hijo de Dios, quien vivió una vida sin pecado, nos ama tanto que murió por nuestros pecados, tomando el castigo que merecíamos, fue sepultado, y levantó de la muerte como lo dice la Biblia. Si de verdad crees y confías de corazón en esto, recibe a Jesús como tu Salvador, declarando: "Jesús es Señor," serás salvado del juicio y podrás pasar la eternidad con Dios en el cielo.

¿Cuál es su respuesta?

Sí, hoy he decidido seguir a Jesús

Ya soy seguidor de Jesus

Todavia tengo preguntas





¿Cómo puedo conocer a Dios?




Si murieras hoy, ¿iría usted al cielo?


Derechos de Autor © 2002-2020 AllAboutGod.com, Todos los Derechos Reservados