Todo Sobre Dios Gente caminando por un camino - Todo Sobre Dios La bandera

Aniquilacionismo


Aniquilacionismo – ¿Qué es?
El aniquilacionismo pregunta: "¿Cómo puede un Dios compasivo y moral enviar a alguien a un infierno literal para un castigo eterno?" En lugar de un infierno eterno, un aniquilacionista cree que los incrédulos no experimentarán una eternidad de sufrimiento en el infierno, sino que serán "extinguidos" después de la muerte. Muchos aniquilacionistas no creen en un infierno literal como el lugar donde las almas de los que se pierden son atormentadas en un lago de fuego por la eternidad. Otros creen que el infierno es un lugar literal donde los que se pierden serán castigados; sin embargo, no creen que el castigo sea eterno. En lugar de esto, creen que esas almas serán aniquiladas eventualmente para que dejen de existir.

A la mayoría de la gente se le hace difícil el concepto de un infierno literal y eterno. Para nosostros es aún más difícil considerar la posibilidad de que familiares cercanos o amigos puedan estar allí. Quizás esa es una de las razones por la que los pastores rara vez predican sermones sobre el tema. El infierno ha sido descrito como el "sucio secretillo del cristianismo" debido a la renuencia de algunos pastores a hablar de él como un lugar de castigo eterno. Nos resulta difícil racionalizar la totalidad del concepto cuando se nos ha hablado de un Dios que es amoroso, compasivo, y perdonador. Aún así, la Biblia es clara en que los malvados sufrirán eternamente en el infierno.

Muchas personas han cuestionado cómo Dios podría proporcionar un castigo infinito a alguien que sólo cometió un número finito de pecados mientras estuvo vivo. Muchos alegarían que tal castigo es excesivo. Sin embargo, ¿no es extraño que la mayoría de nosotros no tenemos ningún problema en aceptar el concepto de un cielo eterno? Aparentemente no tenemos ningún problema para aceptar una recompensa infinita y eterna para aquellos de nosotros que hemos aceptado a Cristo como Salvador.


Aniquilacionismo – ¿Cuál es la visión de Dios acerca del pecado?
¿Se puede racionalizar como justo el castigo eterno de los que se pierden? La respuesta está en nuestra falta de comprensión de cómo un Dios infinito y justo debe mirar el problema infinito del pecado. Un Dios que proporciona una gracia infinita para los salvados, también debe otorgar una justicia infinita al perdido. Si incluso el pecado más diminuto tiene una importancia infinita para Dios, entonces un Dios justo tendría que demandar un castigo infinito.

Si alguien comete un pecado que nunca es perdonado por la sangre de Jesucristo, la Biblia dice que esa persona debe ser castigada. Si mueren sin aceptar a Jesús como su Salvador, entonces esos pecados nunca fueron perdonados. Un año después, mil años después, o un millón de años después, esos pecados todavía no habrán sido perdonados, porque la persona nunca se arrepintió ni pidió perdón durante su vida. Así que sus pecados viven por la eternidad. Dios no tiene manera de perdonar sus pecados porque rechazaron a Cristo mientras estuvieron vivos. Si sus pecados viven por siempre, entonces deben ser castigados por siempre. Para Dios, aniquilar a alguien a una inexistencia constituiría, de hecho, un "perdón" del castigo por ese pecado. Eso es algo que Dios no puede hacer.


Aniquilacionismo – La Visión de la Biblia
En conclusión, el infierno es un lugar muy real y no hay nada en la Biblia que indique lo contrario. Algunas de las Escrituras que hablan del infierno como un lugar de tormento eterno, incluyen:

"Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida…Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego" (Apocalipsis 20:12, 15).

Jesús dijo: "'Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles" (Mateo 25:41).

"Y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche...” (Apocalipsis 14:11).

"Si tu mano te fuere ocasión de caer, córtala. Mejor te es entrar en la vida manco, que teniendo dos manos ir al infierno, al fuego que no puede ser apagado" (Marcos 9:43).

Por último, lea la historia del hombre rico y Lázaro descrita en Lucas 16:19-31. Allí se explica claramente que el infierno es un lugar del que no se puede escapar, cuando dice: "…una gran sima está puesta entre nosotros y vosotros, de manera que los que quisieren pasar de aquí a vosotros, no pueden, ni de allá pasar acá" (Lucas 16:26).

¡Aprenda Más!



¿Tú qué piensas?
Todos hemos pecado y merecemos el juicio de Dios. Dios, el Padre, envió a Su único Hijo para cumplir ese juicio por aquellos que creen en él. Jesús, el creador y eterno Hijo de Dios, quien vivió una vida sin pecado, nos ama tanto que murió por nuestros pecados, tomando el castigo que merecíamos, fue sepultado, y levantó de la muerte como lo dice la Biblia. Si de verdad crees y confías de corazón en esto, recibe a Jesús como tu Salvador, declarando: "Jesús es Señor," serás salvado del juicio y podrás pasar la eternidad con Dios en el cielo.

¿Cuál es su respuesta?

Sí, hoy he decidido seguir a Jesús

Ya soy seguidor de Jesus

Todavia tengo preguntas





¿Cómo puedo conocer a Dios?




Si murieras hoy, ¿iría usted al cielo?


Derechos de Autor © 2002-2020 AllAboutGod.com, Todos los Derechos Reservados