Clicky

Siete Pecados Capitales

Siete Pecados Capitales

 
Estás aquí: Dios >> Siete Pecados Capitales

Siete Pecados Capitales - ¿Cuáles son los Siete Pecados Capitales?
Cuando se mencionan los siete pecados capitales evocan cuentos antiguos de obras siniestras y caracteres siniestros, como Fausto y Mefistófeles. El Dr. Fausto supuestamente le vendió el alma al diablo, el malvado Mefistófeles y, al hacerlo, se volvió presa de todo tipo de corrupción y degradación. En su caída en la maldad, el perdido Fausto cometió todos los siete pecados capitales: orgullo, envidia, glotonería, lujuria, ira, codicia, y pereza. Estos pecados fueron considerados mortales porque llevaron a Fausto, o a cualquier hombre o mujer que los cometiese, a un camino sin regreso.

Las características consideradas como los siete pecados capitales pueden ser descritas de esta manera: El orgullo es la opinión exagerada de la valía de uno en comparación con Dios y otros, y un olvido voluntario de los defectos de uno. La envidia es el deseo enfermizo de tener las posesiones, habilidades, o estatus de otro. La glotonería es la indulgencia excesiva en los placeres de la comida y la bebida. La lujuria es el deseo extremo de gratificación sexual y sensual. La ira es manifestada en ataques de rabia debido a la intolerancia de otros. La codicia es el deseo insaciable de adquirir bienes materiales. La pereza es una flojera casi patológica que entorpece la productividad y la buena salud. Cualquiera que poseyera alguno de estos vicios era considerado diabólico; el que los poseyera todos estaba perdido para siempre.

Siete Pecados Capitales - ¿Qué es Pecado?
Al usar las palabras "siete pecados capitales" se sugiere que hay serios defectos de carácter que pueden existir en un hombre, y que las obras que se producen como consecuencia de esos defectos tienen consecuencias fatales. Todas las muertes son un tipo de separación; la muerte espiritual es la separación de Dios. La Biblia dice que el pecado termina en muerte: "Porque la paga del pecado es muerte, más la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro" (Romanos 6:23).

Santiago, hermano de Jesús lo dijo de esta manera: "Sino que cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído y seducido. Entonces, la concupiscencia, después que ha concebido, da a luz al pecado; y el pecado, siendo consumado, da a luz la muerte" (Santiago 1:14-15).

Pero ¿qué es el pecado exactamente? Aunque hay muchas definiciones de pecado, la más amplia y más acertada definición de pecado se encuentra en 1ra de Juan 5:17: "Toda injusticia es pecado. . .” En otras palabras, todo mal proceder es considerado pecado. Y ¿cómo podemos saber qué se considera malo? La Biblia ha indicado clara y enfáticamente lo que no es correcto. Las leyes y estándares de Dios son muy específicos, mostrándonos toda Su santidad. Cualquier cosa, hasta la más pequeña infracción de la ley es una afrenta a la santidad de Dios, y por lo tanto es pecado.

En Romanos, Pablo indica que el Evangelio, o las Buenas Nuevas, revelan la justicia de Dios: "Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego. Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela. . .” (Romanos 1:16-17).

¿Cómo se revela la justicia de Dios en el evangelio? El Evangelio es la Buena Nueva de que Jesucristo murió por nuestros pecados y resucitó; Jesús pagó el precio. Jesús pagó el precio al ser golpeado y masacrado en ignominia en una cruz. Esta muerte dolorosa y humillante nos mostró la actitud de Dios hacia el pecado.

Siete Pecados Capitales - ¿Qué hace a un pecado mortal?
Los Siete Pecados Capitales como se enumeran en la literatura -- orgullo, envidia, glotonería, lujuria, ira, codicia, y pereza -- no son de ninguna manera una lista exhaustiva de pecados. Ya hemos establecido que toda injusticia es pecado, pero el libro de Proverbios también enumera siete cosas que Dios odia: "Seis cosas aborrece Jehová, y aun siete aborrece Su alma: los ojos altivos, la lengua mentirosa, las manos derramadoras de sangre inocente, el corazón que maquina pensamientos inicuos, los pies presurosos para correr al mal, el testigo falso que habla mentiras, y el que siembra discordia entre hermanos" (Proverbios 6:16-19) Sí, Dios ha indicado que estas son cosas que Él desprecia y que cada mal es pecado -- pero Él también ha proporcionado un remedio:

"‘Venid luego', dice Jehová, 'y estemos a cuenta,' ‘Si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve vendrán a ser; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana" (Isaías 1:18).

Dios ha prometido purificarnos, blanquearnos y sanarnos; esta limpieza y purificación fue proporcionada a través de Su Hijo, Jesucristo. No hubo ninguna contribución del hombre. "Porque Cristo, cuando aún éramos débiles, a su tiempo murió por los impíos" (Romanos 5:6). Todos lo que necesitamos hacer es creer que Cristo murió por nosotros y aceptarlo como Salvador y Señor.

Si Dios ha proporcionado un remedio para el pecado, ¿cómo puede ser mortal? Lo mortal del pecado fue borrado mediante la muerte de Cristo y el derramamiento de Su sangre. Dios nos ama tanto que envió a Su Hijo a la tierra expresamente con el propósito de hacer esto. Sin embargo, si no creemos y aceptamos lo que Dios ha ofrecido, entonces cualquier pecado que cometamos será mortal. "Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a Su Hijo unigénito, para que todo aquel que en Él cree, no se pierda, más tenga vida eterna. Porque no envió Dios a Su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por Él. El que en Él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios." (Juan 3:16-18).

"Padre, vengo humildemente, como un niño, a pedirte que perdones mis pecados. Yo sé que tu Hijo Jesucristo murió en agonía en el Calvario para que yo pudiera ser salvado de mis pecados. Sé que Él murió y resucitó. Ayúdame a recordar siempre el sufrimiento de nuestro Señor en la cruz. Ojalá que yo viva una vida de victoria que te complazca. Te lo pido en el nombre de Jesús, Amén."

¿Se convirtió hoy en un seguidor de Jesús? Por favor presione SI o NO

¿Es ya un seguidor de Jesús? Por favor presione Aquí.



¿Te gusta esta información? Puedes ayudarnos a compartirla con otros usando los botones que verás a continuación. ¿Qué es esto?





Síguenos:




English  
Social Media
Síguenos:

Compártenos:


Evangelismo

Cuál es el Camino al Cielo
Oración de Salvación
Seguridad de Salvación
Cristiano Renacido
Oración de Salvación
Plan de Salvación
Qué es el Evangelio
El Camino de los Romanos
Conviértete en Cristiano
Contenido Adicional para Explorar...

Adoración
Comunión
Discipulado
Ministerio
Reflections
 
 
¿Existe Dios Científicamente?
¿Existe Dios Filosóficamente?
¿Es verdadera la Biblia?
¿Quién es Dios?
¿Quién es Jesús?
¿En qué crees?
Crecer con Dios
Temas Populares
Desafíos de Vida
Restauración
 
Búsqueda
 
Add Siete Pecados Capitales to My Google!
Add Siete Pecados Capitales to My Yahoo!
XML Feed: Siete Pecados Capitales


Dios Inicio | Acerca de Nosotros | Mapa del Sitio
Derechos de Autor © 2002 - 2017 AllAboutGod.com, Todos los Derechos Reservados.