Intimidad Matrimonial

Intimidad Matrimonial

 - La Conexión
Estás aquí: Dios >> Intimidad Matrimonial

Intimidad Matrimonial - ¿Qué es realmente?
El término "intimidad matrimonial" es una frase pegajosa usada frecuentemente en la cultura de hoy para referirse cortésmente al acto sexual. Sin embargo, si usted asiste a un seminario para parejas, puede que oiga la misma frase utilizada para describir un contexto mucho más amplio de relaciones entre un esposo y una esposa.

La idea de intimidad implica una conexión entre dos personas, en este caso entre dos esposos. El autor del libro de Eclesiastés habla de dos individuos que se calientan mutuamente al acostarse juntos (Eclesiastés 4:9). El mismo pasaje proporciona una imagen visual de un cordón compuesto de tres dobleces para simbolizar la conexión íntima que existe en un matrimonio que está fortalecido por Dios. En estos versículos de la Biblia entendemos que aunque la intimidad matrimonial ciertamente involucra una conexión física, es mucho más que eso. El apóstol Pablo escribe en Efesios 5:31 acerca de una unión misteriosa entre un hombre que al unirse con su mujer, se convierte en una misma carne con ella. A medida que estudiamos el significado de la intimidad matrimonial podemos entender el potencial para una conexión profunda y gratificante entre un esposo y una esposa que abarca cuatro áreas; emocional, mental/social, espiritual, y física.

Intimidad Matrimonial - ¿Cómo podemos experimentarla?
Si la intimidad matrimonial es realmente una conexión profunda y gratificante que puede existir entre un esposo y una esposa, ¿quién no la quiere? Pero, ¿cómo la experimentamos? La intimidad matrimonial se logra cuando un esposo y una esposa tratan de amarse con sacrificio, aprendiendo a satisfacer las necesidades del otro dentro del matrimonio. Muchos libros han sido escritos sobre el tema de cómo entender las diferencias entre los hombres y las mujeres, y cómo comenzar a satisfacer las necesidades mutuas en el matrimonio. Por supuesto, nunca se debe esperar que algún esposo satisfaga todas las necesidades del otro. No obstante, cada pareja de esposos está hecha de dos grandes piezas de rompecabezas, que cuando encajan, crean una bella imagen panorámica de lo que significa la intimidad matrimonial.

La intimidad matrimonial se alcanza en toda su plenitud cuando cada esposo aprende a compartir y a conectarse con el otro en cuatro áreas: la emocional, mental, espiritual, y física. Debido a que Dios, el Creador de la humanidad, diseñó a los hombres y a las mujeres de una manera única, la manera en que estos cuatro aspectos de intimidad son experimentados es un poco diferente para cada conyugue.

Generalmente, las mujeres buscan la satisfacción de la conexión emocional y desean saber que los sentimientos son valorados y compartidos en una relación íntima. También disfrutan comunicar intimidad a través de formas mentales de intimidad y "sentirse conectadas" a través del intercambio mutuo de pensamientos. Esto les permite entrar al mundo cotidiano donde sus esposos viven y piensan.

Los hombres están hechos de una manera diferente, y tienden a experimentar los más altos niveles de intimidad a través de la compañía, las actividades, y las formas de intimidad física, tales como el acto sexual. Las necesidades de intimidad de las mujeres pueden describirse como "ser," mientras que las mismas necesidades en los hombres pueden ser conceptualizadas mejor como "hacer."

Intimidad Matrimonial - ¿Dónde Encaja Dios?
Una mujer experimenta la conexión íntima más profunda con su esposo a través del intercambio de validación emocional y mental. Un hombre alcanza el mismo sentimiento de intimidad mediante la participación con su esposa en comportamientos que incrementan la intimidad. La intimidad física es una parte importante para alcanzar esa cercanía. Un esposo y una esposa pueden estar involucrados íntimamente en satisfacer las necesidades emocionales, mentales, y físicas del otro.

Pero, ¿qué hay del aspecto espiritual de la intimidad matrimonial? ¿Dónde encaja Dios? Él espera ser invitado a ser el tercer doblez del cual se habla en Eclesiastés, capítulo 4. Dios se revela en los primeros capítulos del Génesis, el primer libro de la Biblia, como Creador del universo y de la humanidad. Aquí, encontramos que Dios ha creado a los seres humanos a Su imagen. Esto significa que los hombres y las mujeres son gente con "alma." En otras palabras, tenemos un espíritu humano que fue hecho para conectarse con el Espíritu del Dios Viviente. Dios quiere que también unamos nuestros espíritus dentro del contrato matrimonial.

¿Cómo alcanzamos la intimidad espiritual? Debemos reconocer a Dios como el Único que nos ha creado, y que ha diseñado una vida espiritual para nosotros. Una vez que hemos entrado a una relación personal con Él, estamos listos para compartir nuestra trayectoria espiritual con nuestro conyugue, a medida que buscamos todo lo que Dios tiene para nosotros dentro del bello convenio del santo matrimonio.

¡Aprenda más sobre encontrar ayuda matrimonial!

Para más información, visite Three Fold Cord Ministries.



¿Te gusta esta información? Puedes ayudarnos a compartirla con otros usando los botones que verás a continuación. ¿Qué es esto?





Síguenos:




English  
Social Media
Síguenos:

Compártenos:


Discipulado

Oración por la confesión de pecados
¿Es la homosexualidad un pecado?
¿Es Pecado el Sexo Oral?
Definición del Pecado
Combatiendo la Tentación
Confesión del Pecado
Contenido Adicional para Explorar...

Adoración
Comunión
Ministerio
Evangelismo
Reflections
 
 
¿Existe Dios Científicamente?
¿Existe Dios Filosóficamente?
¿Es verdadera la Biblia?
¿Quién es Dios?
¿Quién es Jesús?
¿En qué crees?
Crecer con Dios
Temas Populares
Desafíos de Vida
Restauración
 
Búsqueda
 
Add Intimidad Matrimonial to My Google!
Add Intimidad Matrimonial to My Yahoo!
XML Feed: Intimidad Matrimonial


Dios Inicio | Acerca de Nosotros | Mapa del Sitio
Derechos de Autor © 2002 - 2014 AllAboutGod.com, Todos los Derechos Reservados.